Inicio

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Otros temas de interés

Diferencias entre Asistente Virtual, Teletrabajador y Freelancer

 

1. El Asistente Virtual es "una empresa en sí mismo".

Su modelo de negocio es sostenible, rentable y escalable.

El freelancer carece de una estructura de negocio que lo sustente y el tele trabajador puede pertenecer de forma formal a una empresa, por lo que depende de la estructura de dicha empresa.

2. El Asistente Virtual tiene una "estructura de precios" que se ajusta a sus servicios, sus conocimientos y su experiencia.

Los AV cobran un precio justo por lo que valen sus servicios.

El freelancer convive con cientos o miles de personas que hacen exactamente lo mismo que él, por lo que se ve en la necesidad de modificar sus precios para ser considerado por un cliente.

El tele trabajador, si es empleado formal, no se preocupa por establecer precios ya que tiene un contrato indefinido con la empresa que lo contrató.

3. El Asistente Virtual se da a conocer por canales como LinkedIn, sitio web propio o agencias de Asistentes Virtuales.

Un freelancer batalla por conseguir clientes por su cuenta o por medio de plataformas de contratación de freelancers. Un teletrabajador que trabaje como empleado fijo de una empresa no se preocupa por la forma de darse a conocer. Y en caso de quedar desempleado, envía su hoja de vida por los canales regulares.

El Valor del Trabajo - Fuente anónima

Un cliente (C) le consultó a un Profesional (P) cuánto le cobraba por hacerle un trabajo.
P: 2000 dólares.
C: Es mucho.
P: ¿Cuánto pensabas que te costaría?
C: 500 dólares; es algo rápido.
P: Por 500 dólares te invito a que lo hagas tú.
C: Yo no sé.
P: Entonces, por 500 te enseño, así, además, aprendes para la próxima vez.

Le pareció bien y aceptó.
A continuación le indiqué lo que necesitaría:


P:
Necesitas herramientas, máquinas, tijeras, plancha, mesa para cortar, cinta, tizas, hilos, agujas, etc.
C: Yo no tengo eso y no voy a comprarlo.
P: Por 500 más te alquilo mis cosas.
C: Ok.
P: El viernes te espero para comenzar a hacerlo.
C: El viernes no puedo, hoy sí.
P: Yo hoy no tengo tiempo. Además te falta comprar los insumos que necesitas
C: ¡Uy, no! Ir a hacer colas para comprar me parece exagerado, por la movilidad y el tiempo que invertiré. Tú tienes ahí, ¿podrías venderme de tus insumos?
P: Sí, te vendo mi stock, pero debes ser muy puntual porque tengo más trabajos que entregar. Te espero mañana a las 5 am.
C: Es muy temprano. Mejor te doy los 2000 dólares. Ya hice las cuentas y me va a salir más caro.


No se cobra sólo por hacer un trabajo. Se cobra por conocimiento, experiencia, inversión en estudios, materiales, tiempo, impuestos, costos fijos, entre otras cosas.

8 mitos derrumbados sobre los asistentes virtuales

Mito # 1. Contratar un asistente virtual es muy caro.
Sabemos que cada peso cuenta, pero piensa ¿cuánto vale tu tiempo? Si gastas una hora de tu tiempo cada día en tareas que pueden ser delegadas ¿cuál es el valor de estas horas en pesos? Si es más de $ 1.700/h podría salirte más barato contratar a un asistente virtual y además podrías usar este tiempo en tu “core business”, lo cual será mucho más productivo para vos. Además, la rentabilidad de un asistente virtual suele ser mayor que la de un trabajador a jornada parcial o completa ya que no tienen una serie de costos añadidos, no debes proporcionarle equipo ni espacio en tu oficina, solo facturan horas efectivas de trabajo, no debes asumir bajas ni vacaciones, etc.
Mito #2. Un asistente virtual no puede hacer todo el trabajo online.

La cuestión de la productividad de los trabajadores remotos ha sido foco de muchos debates, pero
algunos estudios demuestran que los trabajadores remotos pueden ser un 77% más productivo. Los asistentes virtuales pasan su vida haciendo con éxito tareas con gente en diferentes localizaciones, su mayor interés es completar todas esas tareas con la mayor calidad.

Mito #3. Un asistente virtual no está calificado para las tareas que yo necesito completar.

De acuerdo, necesitas a alguien que complete gran variedad de tareas y que además las haga muy bien. Un asistente virtual está altamente calificado y trabaja en una gran variedad de ámbitos. Por lo general son puestos a prueba cuando pasan por algún proceso de contratación en el que se evalúan sus capacidades y su adecuación al puesto, exactamente igual que cuando se pretende contratar a cualquier otro empleado. Además su forma de facturar hace que el riesgo asumido sea mínimo, si contratas a un asistente virtual que finalmente no te gusta, cuando finalice su trabajo, proyecto, podrás contratar a otro sin el problema de afrontar el despido de un trabajador.

Mito #4. Yo puedo hacerlo mejor que nadie.

Comprendo que sos un apasionado de tu trabajo, pero seamos realistas, hay cosas en las que realmente no sos el mejor, no las disfrutas o simplemente no suponen la mejor forma de emplear tu tiempo. Por ejemplo, si te encanta centrarte en desarrollar o diseñar tu producto, puede ser muy beneficioso para vos delegar en un asistente virtual las tareas administrativas como organizar el calendario o realizar reservas. De esta forma podrás centrarte en el trabajo que te gusta y en el que realmente sos bueno y que además supone tu “core business” y te hace ganar dinero.

Mito #5. Enseñar a alguien es demasiado trabajo.

Para que el trabajo con un asistente virtual sea exitoso es recomendable pasar algo de tiempo con él o ella explicándole tu sistema de trabajo, las herramientas que se usan y los procesos que sigues habitualmente. Un trabajador formado adecuadamente puede ser un 54% más productivo que uno que no lo está, ¿una gran diferencia no? Deberás verlo como una inversión y no como un gasto de tiempo, además, podes aprovechar esta formación para documentar todos los procesos de tu trabajo y así quedará reflejado y la próxima vez que tengas que formar a alguien podrás remitirte a este manual.

Mito #6. No puedo gestionar y colaborar con alguien que no está cerca mío.

Muchos están acostumbrados a trabajar de manera presencial, pero en los tiempos que corren, nunca ha sido más fácil trabajar con alguien de manera remota. Podes encontrar herramientas que te ayudarán con cualquier tipo de colaboración. ¿Un gestor de proyectos? prueba Asana ¿Documentos colaborativos? Google Docs. ¿Comunicación? Hangouts, Skype o Slack, que te permite organizar chats y contactar rápidamente con tu equipo.

Mito #7. No se me ocurre nada que pueda delegar.

Lo mencioné anteriormente, un buen punto de partida para delegar pueden ser aquellas tareas que no te gustan o no sabes hacer bien. Un asistente virtual está calificado en múltiples tareas diferentes como las administrativas, búsqueda de información, gestión de redes sociales, gestión de agenda o diseño web, etc.
Lee ACERCA DE UN ASISTENTE VIRTUAL.
Mito #8. No puedo confiar en mi asistente ciertos datos por cuestiones de seguridad.

Es normal que te sientas un poco inseguro sobre compartir información confidencial con otra persona, pero dispongo de un acuerdo de confidencialidad que podemos firmar para hacerte sentir más tranquilo y acomodarme a tus necesidades. Además, existen multitud de herramientas que permiten compartir contraseñas e información personal de manera completamente segura.

Por cada minuto dedicado a la organización, se gana una hora

En un mercado competitivo, estar organizado ayuda a que tu negocio funcione sin problemas y brinda un mejor servicio y valor a tus clientes. La organización es clave para hacer que tu negocio funcione bien. Algo que podrías hacer es elegir un espacio para comunicarte con tus clientes (o equipo). Cuando las conversaciones suceden en diferentes canales, las cosas pueden perderse, la información puede faltar y las tareas importantes pueden quedar sin terminar.
Otra cosa que podes hacer es crear procesos de clientes y organizar archivos de clientes en un solo lugar, como Google que te permite crear documentos, hojas de cálculo y otros tipos de documentos que pueden compartirse con clientes y miembros del equipo y además se guarda automáticamente.
¿Cuál es tu forma predilecta de mantenerte organizado?

Consultame.

 
 
 
 

 

LMASISTENTEVIRTUAL.COM: Desde 2020 en Internet © Todos los Derechos Reservados
Buenos Aires, República Argentina
| Home Page: http://www.lmasistentevirtual.com
Queda prohibida la reproducción o descarga de contenidos de esta web.